Reputación Digital

Por que escribo sobre la reputación digital?

Hace varios meses cometí un error en facebook 🙁 que pudo haber arruinado mi imagen en la red. Pretendo llamar a la reflexión a todos, para que antes de hacer un post en facebook, twitter, publica imágenes, etc, etc… piensen dos veces lo que hacen, ya que, incluso sin tener la intención de dañar a nadie, pudieran estar arruinado lo que se llama reputación digital.

Sabemos que fuera de internet, es un dogma, que podemos echar a perder toda nuestra honra -conseguida en años- con un desafortunado incidente. La diferencia con la red es exponencial. Mientras el impacto de un mal comentario en la calle puede llegar -por el boca a boca- a X número de personas, en el online, hablamos de que lo viral puede destrozarte en segundos, así que hay que reflexionar muy mucho al respecto.

Los siguientes ejemplos reales, darán una visión clara, contundente y actual de lo que puede sucedernos si le damos al “intro” si recapacitar:

1º) El caso de Alicia Ann Lync que publico una foto en twitter después del atentado de Boston, ensangrentada, sonriente y la compartió con sus companeros.

reputación digital

La reacción no se hizo esperar: la despidieron del trabajo, la amenazaron, a ella y a su familia, averiguaron su domicilio, la insultaron. Esto ocurrió a finales del 2013 y si tecleas su nombre en la red, veras que hay mucha información al respecto.

2º) Otro ejemplo de pérdida de reputación digital, es es el caso de Justine Saccon que publicó en twitter “Rumbo a Africa. Espero no pescar el sida. Es broma, !soy blanca!”.  Podéis imaginar, lo que pasó cuando se bajo del avión. Hasta se hizo un grupo de facebook para exigir que la despidieran.

reputación digital

Hay muchos más casos sobre el daño a la reputación digital, como el cineasta Nicolás Alcalá, que copió y pego un mail sobre como no se debe enviar un curriculum, añadiendo comentarios que no gustaron en twitter. Fue -también- invitado a suicidarse…pero no es mi intención “hacer leña del arbol caido”, sino más bien, llamar la atención sobre la exponencialidad de la red y como puede afectarnos; por ello es necesario hablar de casos reales y tenerlos presentes, para no cometer los mismo hechos.

Mi caso fue que cuando sucedieron los recientes atentados terroristas en Francia. Se acogió el eslogan “Je suis Charlie”. Sin conocimiento todavía de los sucedido, vi un post de Facebook de un buen amigo donde solo ponía “Je suis Charlie”, sin referencia alguna a tan desgraciado incidente. Como la frase en Francés solo significa literalmente “Yo soy Charlie”, se me ocurrió la decirle en francés “Je parle fraçais aussi” (Yo hablo Francés también). No podéis ni imaginaros los que sentí cuando me enteré de lo que significaba. Por suerte, mi amigo -que me conoce- quitó inmediatamente mi comentario, lo que le agradecí encarecidamente por privado posteriormente.

Para dar un toque práctico, os voy a dejar una web (haz click en el siguiente banner) donde podréis mejorar vuestra reputación digital. Se trata de Traity gestiona la reputación digital, un valor a la alza al que la economía colaborativa a dado alas.

reputacion digital

Si habéis tenido un episodio parecido compartidlo y hablaremos sobre ello.

Sobre nosotros Antonio Gatell Contreras

Abogado a tiempo completo, internet marketer a tiempo parcial que a conseguir la Libertad Financiera y a ayudar a otros a conseguirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *