Menú

 Para que sirve la psicología deportiva

Quiero compartir con vosotros una historia del pasado y del presente.

Para aquellos que no me conozcan, dediqué 20 años de mi vida al deporte del Balonmano, culminando un sueño: Jugar con mis compañeros del Colegio Maristas en la élite del Balonmano Español (División de Honor) durante 3 maravillosos años. La enseñanza de este logro, cobra hoy gran importancia por un evento; el campeonato de España Juvenil de Balonmano que se juega en Zumaia (País Vasco), donde -precisamente- mi equipo de toda la vida juega allí, marcado por el mismo espíritu de antaño.

Un gran amigo (Chicho), me dijo que a su hijo -jugador de este equipo- le gustaría que dirigiese algunas palabras  a los chavales, y yo, aprovechando el conocimiento de mi segundo trabajo (networker) les envié un  vídeo motivador…  🙂  de esos que ayudan a la psicología deportiva

Tengo que reconocer que es difícil condensar en un vídeo, la lección de vida que ha supuesto el deporte en equipo en mi existencia. Y no sólo  tuve la suerte de hacer deporte de equipo, sino más bien diría, que lo hice en el mejor de los entornos posibles para realizarlo: mi colegio, mis amigos, mis profesores, mis entrenadores, mi familia, la familia de mis compañeros, los padres, los curas, “el beato”, etc…

psicologia deportiva

Muchos fueron “los actores” implicados en aquella maravillosa historia que hoy ha vuelto  con  fuerza a resonar en mis recuerdos. No tanto por la manida frase “cualquier tiempo pasado fue mejor”, sino más bien por todo lo contrario: aquel pasado nos ha hecho mejores en nuestro presente. Los logros son importantes, pero también vamos moldeando nuestro carácter para convertirnos en lo que somos…

20 años dan para muchas vivencias/enseñanzas. Desde hace mucho que vengo reflexionando sobre las similitudes de un partido de balonmano -y también del deporte- con la vida. He encontrado muchas, pero la que más suelo repensar, es el patrón que se da en el marcador en alguna de las siguientes circunstancias, y su impacto en la psicología deportiva :

1º) La circunstancia normal: empatando, uno o dos arriba (o abajo).

2º) Perdiendo o ganando de tres.

3º) Perdiendo o ganando de cinco.

El impacto anímico de cada una de estas circunstancias es distinto, así como la forma con la que nos enfrentamos a él, ya que puede suponer o el abandono definitivo (perdiendo de 5) o sentenciarlo a nuestro favor (ganando de 5). Para el caso de la vida real, es exactamente lo mismo, aunque el lapso de tiempo sea mayor en este caso, pero de igual manera se puede ir perdiendo de 5 si por ejemplo, te llaman del Banco porque no hay dinero en la cuenta para pagar la luz. De ahí, a que te quiten la casa por no pagar la hipoteca puede haber 3 o 4 meses más sin ganar un duro…  🙁

Comprenderéis ahora, porque la psicología deportiva del pasado gana importancia en el presente.  De la misma forma, cuando vas ganando de 5 cinco (antes de la crisis), ganando 2 o 3 veces más de lo que se necesitaba y pudiendo establecer una estrategia para  por fin encontrar una situación financiera desahogada, pierdes la ventaja,  y te encuentras, como dije antes, perdiendo de 5….

Así es como yo les expliqué mi vivencia al respecto

y como no desarrolle toda la idea en el primer video, tuve que hacer un segundo para rematar el pensamiento

Si te ha gustado este artículo de psicología deportiva deja tus comentarios

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com