Psicología en el Trading

Cuando se empieza a tradear con dinero real es cuando verdaderamente se entiende la importancia de la psicología en el  trading.

También te das cuenta que puedes tener todo el éxito del mundo en una cuenta demo que de nada sirve si en la cuenta real no eres capaz de hacer lo mismo.

Los traders experimentados no se ponen de acuerdo sobre cual es la importancia -en términos de porcentaje- que juega la psicología, pero una cosa es segura todos están de acuerdo que es parte fundamental del éxito. Para mí, es incluso tan  importante como el sistema.  Sí, si no tienes un sistema con entradas y salidas determinadas, un sistema ganador es claro que no irás a ningún lugar, pero después cada día no eres capaz de lidiar con los inconvenientes del mercado la mejor de las estrategias no te servirá de nada.

Cuatro son las emociones que tendréis que controlar:

  1.  Miedo:  Cuando su propio dinero está en juego, pueden sufrir la ansiedad de que su operación se paralice. Si en algún momento se encuentra afligido, recuerde lo que ha aprendido en el entorno de prueba, que puede resultarle de gran ayuda.
  2. – Codicia: cuando sus operaciones van bien, resulta natural estar emocionado por la posibilidad de conseguir ganancias aún mayores. En esos momentos resulta fundamental seguir las                     normas de su plan de trading: si los signos indican que es hora de cerrar la operación y recoger sus ganancias, no siga esperando sólo por la ilusión de ganar aún más dinero.

             3. Estrés: es lógico evitar operar en momentos de estrés. Un problema o una preocupación, familiar o laboral, pueden nublar su juicio y afectar a sus operaciones.

              4.- Alegría: del mismo modo, los momentos especialmente felices pueden afectar a sus operaciones. Podría sentirse demasiado optimista y correr riesgos que en otra situación no tomaría.                   Tenga en cuenta cómo afectan sus sentimientos a sus decisiones.

              5.- Enfado: debería evitar, en especial, las reacciones irreflexivas. Así, por ejemplo, nunca debería intentar volver al mercado después de una operación con pérdidas. Algunas veces puede                   sentirse enfadado consigo mismo por haber tomado una decisión errónea; considérelo como una experiencia, dado que nadie puede hacer lo correcto todo el tiempo y todos aprendemos de                nuestros errores.

Sobre nosotros Antonio Gatell Contreras

Abogado a tiempo completo, internet marketer a tiempo parcial que a conseguir la Libertad Financiera y a ayudar a otros a conseguirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *