La nueva revolución

Estamos inmersos -sin darnos cuenta- en una auténtica revolución social. Ya dimos muestra de ello en nuestro artículo sobre la economía colaborativa, al que me remito para los menos iniciados.  Gran culpable de esta nueva de interacción, lo tienen las nuevas tecnologías que nos conectan de forma inmediata, aún a pesar de estar a miles de kilómetros.

Fruto de esta forma de relacionarnos, ha surgido el crowdfunding, crowdsourcing, co working y un todo tipo de colaboraciones que tiene el crowd (en Inglés multitud), como denominador común. Las personas están reaccionando al nuevo entorno global comunicándose con fluidez para solucionar problemas o simplemente interaccionar.

En esta historia cada vez más personas deciden compartir lo que tienen con los demás, creando riqueza y sumando. Dicen algunos sabios que el concepto darwiniano de la “Ley del más fuerte” está dejando de ser válido y da paso a un mundo en el que todos tenemos cabida, que la verdadera supervivencia está en la colaboración; no en el pisotear al que se tiene al lado.

Que este concepto esté surgiendo en la economía, es ya muy conocido, pero que surja en el mundo del arte, sí que nos trae una novedad interesante sobre la iniciativa que a continuación os comentaré.

 El pintor malagueño Andrés Merida, ha iniciado el “Hiding Art” (o Arte escondido). Básicamente pinta piedras que esconde en diferentes lugares para que la gente las encuentre. Después, las pistas para encontrarlas se van dando por las redes sociales. Para  saber más sobre ello podéis visitar este Blog.

una revolucion

Me parece una forma de dar a conocer el arte muy acorde a la nueva realidad que vivimos.  Es inteligente, generosa y valiente. Inteligente por que al llegar a un mayor número de personas, más gente le conocerá. Generosa por que dá primero sin pedir (ya tiene el suficiente reconocimiento internacional…) y valiente por que seguro que  surgirán criticas…   🙁

Dejando a parte las cuestiones artísticas en la que quién suscribe es un simple aficionado, lo que sí me ha llamado la atención de esta iniciativa, es el concepto de compartir dentro del mundo del arte. En este entorno, resulta más sorprendente y a la vez corrobora la realidad de un mundo cada vez más colaborativo y necesariamente generoso.

Por otra parte y no menos importante es la parte pecuniaria, para todos aquellos que tengan la suerte de encontrarse alguna de estas piedras, y en este sentido es donde cobra todo el interés de esta web… 💡 quizás no para alcanzar la tan ansiada libertad financiera, pero quien sabe si dentro de 50 años se subastan a precio de infarto…

Dejad vuestros comentarios sobre lo que os parece esta iniciativa.

Sobre nosotros Antonio Gatell Contreras

Abogado a tiempo completo, internet marketer a tiempo parcial que a conseguir la Libertad Financiera y a ayudar a otros a conseguirla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *