Conceptos básicos de economía doméstica. La libertad Financiera a tu alcance.

libertad-financiera-ganadineroya-mini

 

¿Ansías la libertad financiera pero no sabes por dónde empezar? Has llegado al lugar adecuado.

Antes de adentrarte en el duro camino hacia la independencia financiera debes comprender estos términos y reflexionar sobre su significado. La independencia o libertad financiera  no es más que un estado en el que, ya sea en relación a tus elevados ingresos, o tus bajos gastos, necesitas realizar algo para aliviar la carga (tiempo/dinero) y así para mantener tu nivel de vida de forma indefinida; y además, hacerlo para gozar del tiempo necesario para considerarte libre. Si te ciñes a esta definición, te darás cuenta de que sólo hay dos formas de conseguirla, bajar los gastos o aumentar los ingresos. Aunque parezca sencillo, la realidad es, que no nos resulta fácil saber como hacerlo, tanto desde un punto de vista de la gestión de nuestra propia economía, sino también desde el punto de vista de encontrar aquello que nos de mas riqueza.

Pero quizás la mejor forma de alcanzar tu meta sea utilizar ambas, aumentar los ingresos mientras intentas reducir tus gastos. Esto hará aumentar el margen disponible, te quedará más dinero para poder realizar inversiones de éxito y si pierdes una parte de tus ingresos no tendrás una carga elevada de gastos que no vas a poder asumir. Imagina que ganas el doble de lo que gastas…un mes tras otro…y a esto le añades un buen uso del interés compuesto…

Ataca tu futuro en dos frentes, el de los gastos y el de los ingresos!!!

Los ingresos son una parte importante pero también complicada. Tienes que centrarte en dos aspectos, los ingresos como salario y como rendimiento del patrimonio. Respecto al salario se ha escrito mucho, puedes buscar trabajos por internet, pluriempleo y un sin fín más de posibilidades que te van a permitir generar capital en un principio. Cuando tengas un patrimonio acorde a tus expectativas de futuro tienes que encontrar formas de rentabilizarlo, tienes que invertir, buscando la automaticidad y huyendo del esclavismo. Puedes hacerlo montando un negocio, financiando un proyecto o una empresa o invirtiendo en compañías a través del mercado bursátil. Escojas la opción que escojas, trata de formarte antes de iniciar la inversión. Aprende a ser un buen inversor haciéndote con buenos negocios a buenos precios, y ten en mente siempre el interés compuesto. Una inversión que rente un 10% anual convertirá 10.000 actuales en más de 100.000 de aquí a 25 años. Piensa en largo plazo como la forma más rentable y segura de conseguir la libertad financiera. Estos son número tradicionales, pero lo cierto es, que ya existen en Internet compañías -mas o menos seguras- donde tu retorno del 100 % de la inversión, se produce en 4, 5 o incluso 6 meses…

Pero si lo ingresos son importantes, los gastos son vitales; es más, por aquí es donde  aconsejo empezar. Si la crisis financiera nos ha enseñado algo, es que precisamente hemos gastado mas de lo que debíamos. No vivas nunca por encima de tus posibilidades. Eso te hará débil, una deuda demasiado elevada en un momento delicado te puede dejar fuera de juego de por vida. Piensa que una vez has perdido un 50% de tu patrimonio, necesitas un aumento del 100% para volver al mismo nivel, es un juego matemático peligroso y arriesgado. De la misma manera que si incrementas tu capital en 2 o 3 partes, si tus inversiones son sabías, aumentarán exponencial mente.

Robert Kyosaki, el gran gurú que acuñó el término libertad financiera a principio de los 90, tiene unas frases que me gusta reproducir cuando hablamos de este maravilloso pero poco conocido término:
“Las personas que corren riesgos cambian el mundo. Pocas personas se vuelven ricas sin asumir riegos”

“No es más inteligente el que va mas adelante, sino el que se atreve.

” Esta es la época más emocionante para vivir. Yo prefiero darle la bienvenida a los cambios que temerles. Prefiero estar emocionado acerca de ganar millones que preocupado acerca de no obtener un aumento de suelo.”

Sobre nosotros Antonio Gatell Contreras

Abogado a tiempo completo, escribo en esta web por que me apasionan los negocios por internet y creo que conseguir la Libertad Financiera es posible. Con esta web ayudo y aprendo, aportando valor sobre materias relacionadas con todo esto mucho más...

2 comentarios

  1. Un gran concepto el de libertad financiera, pero como bien dices, complicado de alcanzar. Un gran post.

    • El problema de la libertad financiera es que depende de factores propios (subjetivos y objetivos).Subjetivos por depende de la actitud de cada uno: riegos, miedos, fuerza de voluntad, etc. Y objetivo porque si no tienes para invertir es más complicado. Pero NO IMPOSIBLE. Suerte y a por la Libertad financiera!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *